No Separes A Tus Gemelos




Así lo aconseja la psicóloga Nancy Segal, la mayor experta en gemelos y mellizos del mundo: “Bastante difícil les resulta separarse de la madre, como para hacerlo del hermano al mismo tiempo”, comenta.

Esto no perjudicará su evolución, sino al contrario: cada gemelo irá definiendo su personalidad, sus gusto y sus amistades, aunque de vez en cuando los dos necesitarán levantar la cabeza para verificar que su hermano está bien y no demasiado lejos. “Esta comprobación les da fuerza y confianza para seguir adelante”, asegura la psicóloga.


Más adelante, cuando comiencen a ir al colegio, si hay una diferencia acusada entre los gemelos a nivel intelectual, lingüístico o social puede ser bueno separarles, pero de momento, en la guardería, es mucho mejor que estén juntos. Además, hay que recordar que no siempre uno de los gemelos será más listo que el otro, en contra de la creencia popular. Si son académicamente diferentes será porque son personas distintas, no una condición de los hermanos gemelares. También habrá uno algo más comilón, más sociable, más cariñoso o gruñón... pero lo habitual es que las virtudes (y los defectos) estén repartidas entre los dos.

Por otro lado, si conseguimos que la crianza de los gemelos haya sido uniforme no tienen porqué llegar a necesitarse de manera enfermiza o llevarse mal. Si no se ha hecho hincapié en su individualidad (en casa, en el colegio, etc.), puede ocurrir que cuando crezcan intenten diferenciarse de su hermano de una manera exagerada, o bien todo lo contrario (que tengan 30 años y se pongan la misma camisa para salir a la calle).

Entradas populares