Ir al contenido principal

Recomendaciones para el primer viaje a la playa del bebe

El mar es definitivamente encantador y ten la seguridad que también lo será para tu bebé porque es ¡un excelente lugar para jugar todo el día! Disfrutará del contacto con este nuevo espacio, y además aprovechará sus infinitas bondades. Así que te damos las mejores recomendaciones para hacer de su primer viaje a la playa, una vivencia para recordar…

1. Considera si tu bebé tiene la edad adecuada. Realmente no hay un consenso en torno a cuál es la edad más conveniente para llevar a los bebés por primera vez a la playa. Algunos especialistas sugieren que lo ideal es que sean mayores de seis meses, porque antes no se les puede aplicar protector solar, ya que puede causarle alergias. Otros recomiendan que la espera se prolongue hasta el primer año, porque antes de esta edad los bebés no disfrutarán mucho y como aún no tienen todas sus vacunas, pueden estar expuestos a bacterias y microbios presentes en la arena y en el agua de mar.

2. Protégelo contra los efectos del sol. Según su edad y tipo de piel, es importante que elijas un bloqueador especial para niños, con factor protector mayor a 50 y que sea a prueba de agua. Antes de aplicárselo por primera vez en todo su cuerpecito, haz una prueba de alergia: coloca un poco en la cara interna del antebrazo, y observa cuidadosamente si lo tolera bien. En caso de no haber problema, espárcelo uniformemente en todo su cuerpo, sin olvidar zonas pequeñas pero muy sensibles como los deditos de manos y pies, las orejas y la nuca.
• Aplica nuevamente protector en todo su cuerpo al menos cada dos horas, aún cuando sea resistente al agua.
• La piel de tu bebé es muy delicada, por lo que deberías evitar exponerlo directamente al sol antes de los 3 años. Mantenlo protegido en la sombra, incluso si el día está nublado, porque la mayor parte de los rayos UV pasan a través de las nubes.
• Debes ser extremadamente cuidadosa con la piel de tu bebe durante su crecimiento, porque 80% del daño causado por el sol ocurre antes de los 18 años.

3. No olvides la ropa especial de playa. Elige ropa ligera, preferiblemente de algodón. Recuerda siempre colocarle un gorrito en la cabeza, procura que sea de material fresco y cómodo pero que le cubra del sol.
• Completa el atuendo con unos zapatos especiales para la playa que no se calienten con el sol, hay modelos especiales diseñados con materiales que incluso puedes utilizar dentro del agua y secan rápidamente.
• No lo dejes estar en la playa sin ropa y mucho menos jugar en la arena. Su ropita no solo lo protegerá de los efectos del sol, sino también del contacto directo de su cuerpecito con la arena, que puede irritarle y causarle infecciones.
• Incluye en tu maleta ropita caliente. Luego de un día de playa, nada como un buen baño y una rica pijama para dormir confortablemente, más aún si estará en un ambiente con aire acondicionado.

4. La hidratación es vital. Aunque los lactantes solo necesitan de la leche materna o el tetero para mantenerse hidratados, siempre es recomendable que dispongas de agua potable, porque suelen deshidratarse con mucha rapidez en ambientes tan cálidos como el de la playa. Si es posible, lleva una cava o neverita para que mantengas el agua fresca. Igualmente puedes aprovechar las bondades hidratantes de las frutas frescas.

Via: http://www.tanfemenina.com

Entradas populares de este blog

Ideas originales para tus invitaciones de Baby Shower

Ideas de Cupcakes para Baby Shower

Meningitis

Hoy se celebra el Día Mundial de la Meningitis, una enfermedad poco frecuente pero muy agresiva, que se presenta de forma súbita y puede llegar a causar la muerte en pocas horas.